Ojo de dios

¿Alguna vez has considerado hacer un Ojo de dios y no sabes como? Acompañanos en este sencillo tutorial ilustrado y aprende como.

El artista residente de Carolina del Sur Jay Mohler ha encontrado una vocación en la que es capaz de hacer Ojos de Dios con hasta seis palos, doce lados, y patrones intrincados tejidos ondulantes. Sus creaciones se construyen a partir de los mismos materiales simples que muchos de nosotros asociamos con una construcción de campamento – hilo colorido y palos – además, una buena dosis de ingenio y un profundo interés en los mandalas y artefactos tibetanos y huicholes. Para este artículo, Jay se ha unido al fotógrafo local de Emily Munn para crear un tutorial diseñado para entrenar a través del proceso de la elaboración de su propio y singular Ojo de Dios, transformando las materias primas en una armoniosa obra.

Ojo de Dios

Los Ojos de Dios son hechos con hilo y palos por la gente nativa de México y América del Sur. Los nativos americanos del suroeste de los Estados Unidos adoptaron este tipo de tejido más recientemente, y el patrón básico que he utilizado con mayor frecuencia en mi propio trabajo son los mandala de ocho lados de los navajos.

Estas instrucciones no están destinadas a enseñar cómo construir un solo ojo en particular, sino más bien para demostrar las técnicas que se pueden utilizar para improvisar y crear su propio diseño único. ¡Empecemos!

Ojo de Dios (3)

Suministros que necesitarás:

-Palos – Los puedes encontrar con muchos nombres como por ejemplo: Lollipop, Cake Pop, Palos de artesanía, clavijas de madera, etc. Los puedes encontrar en tiendas de cotillón, en tiendas online como mercadolibre, alibaba, etc. Incluso puedes hacer un ojo de dios con palos que encuentres en la naturaleza.

Hilo, lana o como lo llames, de los colores que elijas.

Tijeras adecuadas para el corte de hilo, o la que tengas a disposición.

Una aguja de coser – una aguja grande con un ojo lo suficientemente grande para que la lana quepa a través de él.

Instrucciones:

1. Planificación de Ojos de Dios: Para un ojo de ocho lados, el patrón general serán dos ojos de cuatro lados unidos. En cada conjunto de palos para estas dos partes se hacen muescas en el medio de alrededor de 1/4 del ancho del palo, así los dos palos puedan encajar entre sí. Mantener tenso el hilo es un problema, por lo que voy a hacer pequeñas muescas, con un una lima o un cuchillo de bolsillo, cada 2 centímetros y medio aproximadamente o el tamaño que le quieran dar ustedes (hacerlas más cerca si el ojo es de menos de 30 centímetros). Además de sostener el hilo para que se deslice hacia el centro, las muescas actúan como guías para mantener el patrón uniforme.

Tan importante como el patrón que tejes en un ojo, son las combinaciones de colores que elijas. Yo suelo tender a apegarme con los colores del suroeste de Estados Unidos. Te recomiendo que elijas combinaciones de colores que encuentres especialmente bellas en la naturaleza. También hay sitios en línea en donde puedes encontrar combinaciones armoniosas de colores para tus gustos (como COLOURlovers), aunque yo siempre me guío por la intuición y los esquemas de la naturaleza, y también por la inspiración que me brindan otros artistas.

Ojo de Dios (4)

2. Iniciando el tejido: Comienza con los dos palos que serán la parte de arriba de las dos que componen los ocho lados. El tejido es el que hace que los dos primeros palos se queden juntos. Sostener los dos primeros palos como se muestra aquí, cruzar el hilo por la unión del centro de los palos, dar dos vueltas alrededor de un palo, y a partir de ahí dar vueltas alrededor del siguiente palo, y así continuar hasta confeccionar el patrón del rombo central.

Desde el principio hay que cuidar de mantener el diseño uniforme, tanto el espacio entre las hebras de hilo, como el espacio que va ocupando a lo largo de cada palo. Si no están satisfechos, empiecen de nuevo. Los errores son fáciles de corregir cuando se detectan a tiempo.

Ojo de Dios (5)

3. Agrega nuevos colores: Para hacer esto, debemos cortar el viejo color dejando aproximadamente 5 centímetros, y simplemente gira el nuevo color sobre el anterior dejando los cabos sueltos a lo largo del palo. Después de un par de vueltas, cuando esté seguro de que el nuevo color está firmemente asegurado en su sitio, puedes cortar el hilo sobrante del color anterior para que no te entorpezca el trabajo.

Ojo de Dios (6)

4. Preparando la segunda serie de Palos: Cuando haya terminado con el diamante central, corte el hilo del color con el que ha estado trabajando, dejando un trozo lo suficientemente largo como para poder meterlo debajo de sí mismo para mantenerlo, temporalmente, en su lugar. Prepare su segundo juego de palos de la misma manera. Yo, normalmente, hago el segundo diamante una o dos vueltas de hilo más grande, para asegurarme de que se verá bien desde arriba la forma original del diseño.

Creando Ojo de Dios

Ojo de Dios (8)

5. Uniendo los dos juegos de palos: Ahora viene la parte más difícil. Por lo general yo uso el diseño “daga” para mantener los dos juegos de palos juntos. Elijo el hilo del siguiente color, y empiezo asegurándolo sobre el resto del color anterior del diamante de arriba con una vuelta sobre sí mismo, dejando a su vez un trocito de hilo al lado del que ya tenemos. Ahora, manteniendo los dos juegos de palos juntos con el pulgar y el índice, uso la otra mano para llevar el hilo por debajo de ambos juegos y lo llevo al lado opuesto de donde he empezado, donde doy dos vueltas, tal como se ve en la ilustración.

Esta etapa, tan cerca del inicio del proyecto, es la etapa más difícil, así que tómate tu tiempo con él, y que no tenga miedo de relajarse y empezar de nuevo si el patrón de la daga que está creando para sostener los conjuntos juntos doesn ‘ t se ven muy bien. Recuerde, una vez que tenga esta etapa abajo, todo lo demás será relativamente fácil de llevar.

Sorprendentemente, con solo una hebra de hilo que va por debajo y que se da dos vueltas en el palo opuesto al del punto de partida, su ojo ya es lo suficiente resistente, ahora puede girarlo y continuar dando vueltas con el hilo. En este caso yo fui y vine cuatro veces, e hice el mismo lazo temporal que cuando terminé el diamante, metiendo el extremo cortado una vez sobre sí mismo, y dejando un trozo lo suficientemente largo, con el fin de iniciar un nuevo color más tarde. Cuide de mantener las cosas centradas, y recuerde aunque el ojo en este momento puede parecer terriblemente inestable y difícil de manejar, ahora irá creciendo y fortaleciéndose con cada vuelta de hilo que vaya encadenando por debajo de los dos diamantes, manteniéndolos juntos mientras el diseño crece con más y más vueltas de hilo.

Ojo de Dios (9)

6. Continuando el tejido: Asegúrese de mantener los palos ajustados, con una distancia uniforme entre unos y otros, así como equilibrados unos encima de otros. Con la práctica todos estos pequeños pero necesarios ajustes se convertirán en automáticos. Con el ojo de las fotos decidí hacer lo que se llama diseño caleidoscopio, donde voy cambiando los colores con frecuencia, alternando entre los dos juegos de palos con diamantes entrelazados. Primero hice el naranja, despues añadí el color oro en la forma en que añado los hilos, debajo del color anterior. Estos diamantes iniciales tienen tres filas de hilo cada uno, dando dos vueltas alrededor de cada palo, una, o hasta tres veces, al menos hasta que ajusto como va avanzando el diseño en el palo. De vez en cuando uso la uña del pulgar para empujar suavemente el tejido hacia el lugar en el que se ve mejor.

Un desafío para mí con este tipo de ojo es tratar de evitar que cualquier parte del diseño tenga el aspecto de un cuadrado aburrido, plano. Vemos ya demasiado de eso en nuestras vidas: paredes, edificios, televisores, y mucho más. Los círculos y los diamantes entrelazados son mucho más agradables a la vista. El otro desafío importante es usar los colores de una forma armoniosa y agradable. Asegúrese de que hay suficiente contraste entre los colores que están juntos, de forma que no se mezclen fácilmente entre sí, o se cree una confusión entre ellos

Ojo de Dios (10)

7. Mantener color en mente: Así mismo, evite que no sean demasiado chocantes entre sí. Puede ser importante seguir la guía de las conocidas ruedas de color (se puede buscar ayuda online si es necesario) para saber como combinan los diferentes tipos de color: colores primarios, colores pastel, colores brillantes y colores tono tierra. Algunas personas dirían que no se pueden mezclar los diferentes tipos. Yo pienso que se pueden mezclar con cuidado, y ser conscientes de los efectos que tienen los diferentes tipos de colores. Yo a menudo mezclo un par de colores brillantes en un ojo en el que principalmente predominan los tonos tierra, usando los colores brillantes para iluminarlo. Me gusta ese efecto muchísimo. Los tonos pastel también se pueden usar para iluminar sobre un fondo de tonos tierra.

Voy a empezar creando un ojo con hasta quince o veinte bolas de hilo a mi lado para elegir, pero por lo general Entrecierro los colores hasta siete, o tal vez nueve, para un ojo de este tamaño. Para uno de mis ojos mucho más grandes, podría utilizar realmente quince colores. Me he dado cuenta que por lo general es buena idea, una vez que has usado cierto color, repetirlo de nuevo más adelante en el diseño, a menos que quieras que esté solo. También es bueno elegir uno o dos colores que sean los que dominan, y dejar que los otros colores jueguen un papel menos importante. No obstante, cualquiera o todos los comentarios sobre el color que he hecho aquí, los he roto muchas veces en mis propias creaciones, nunca me siento obligado por las normas, intento que la intuición dirija toda la creación artística, todo es posible.

Ojo de Dios (11)

Ojo de Dios (12)

8. Patrones de tejido: En este ojo en particular, después de un poco de contemplación, definitivamente decido añadir una atrevida línea simple para equilibrar los rápidos cambios que he tejido hasta ahora. Aquí he añadido cuatro filas de verde para cada uno de los dos conjuntos de palos, y una fila de bronce. Continuo el diseño con mas verde, remato dejando un hilo corto, y pienso que el próximo diseño que voy a tejer va a ser con todos los palos juntos.

A continuación, tejo cada tercer palo, y doy dos vueltas sobre cada palo, de promedio, y hago una estrella de ocho puntas. Con este diseño los ángulos son muy fuertes, y puedes fácilmente dar tres vueltas alrededor de cada palo para que el hilo no se amontone. Además, es un buen momento para igualar realmente el diseño ya que hay más flexibilidad y posibilidad que en otros sitios de dar más o menos vueltas alrededor de cada palo, y todavía no se va a ver demasiado la separación entre los hilos o bien su amontonamiento.

Ojo de Dios (13)

Ojo de Dios (14)

9. Creando un borde: Por ultimo añado el borde, dando una vuelta por palo, como norma general. En la última vuelta yo doy unas vueltas al final de cada palo, es la última oportunidad de equilibrar el diseño. Cuando llego al palo de inicio la última vez, corto dejando un trozo de dos o tres pulgadas , y doy tres o cuatro vueltas alrededor del palo, metiendo el hilo debajo de sí mismo en cada vuelta. El trozo que queda al final lo corto de un pulgada aprox. y lo remeto envolviéndolo en el palo por la parte de atrás.

Ojo de Dios (15)

Ojo de Dios (16)

10. Agregando Adornos: Podríamos decir que el ojo está terminado aquí, pero yo generalmente añado algún bordado en el borde, utilizando un hilo de la aguja. En este ojo he decidido bordar un diseño circular completo. Cuando llegas a la curva en la parte de atrás del diseño, creo que lo mejor es pasar el hilo por debajo de los extremos del diseño, para que la última puntada quede en su lugar, no lo hice en el otro extremo pero no me preocupa.

Ojo de Dios (17)

Experimenta un poco cuando hagas este tipo de diseño, y trata de encontrar un equilibrio entre el diseño hecho por el hilo, y los espacios creados entre los elementos de diseño. Animo a todos a intentar añadir costuras con aguja a sus ojos. Las posibilidades de diseño son infinitas. Los diseños también se pueden añadir a las partes del ojo antes del borde.

Ojo de Dios (18)

11. Acabado: El último paso es añadir un bucle a la parte trasera para colgar el ojo.

Próximamente pondremos otro tutorial sobre como crear un Ojo de Dios pero en video! Si quieres enterarte cuando lo hagamos y te gustó este artículo. No te olvides de darle me gusta a nuestra web y compartirlo. ¡Gracias!

También te pueden interesar:

Como hacer mandalas con compás

Mandalas para imprimir y colorear

Fuentes: https://blog.etsy.com/en/2011/how-tuesday-weaving-a-complex-ojo-de-dios/ (en inglés)  y  http://www.ojos-de-dios.com/Instrucciones_cortas.pdf

[fbcomments]